lunes, 18 de noviembre de 2013

Los vehículos auto pilotados de Google formarán una flota de “taxis robotizados”

 Desde hace tiempo se ha podido ver cómo Google ha ido avanzando en el desarrollo vehículos auto pilotados, trabajando con distintos fabricantes como Toyota o el carismático Tesla Motors, que fabrica los vehículos eléctricos más populares de EEUU. Sin embargo, parece que Google puede querer ir más allá y, según informa Engadget busca diseñar y crear su propio vehículo sin conductor para poner en marcha un servicio de “taxis robotizados”.
Google ha estado en conversaciones con distintos proveedores de piezas y componentes como Continental AG y Magna International con el objetivo de construir un coche completamente diseñado por la compañía. La idea, según se explica, es elevar la presión sobre otros fabricantes para que desarrollen sistemas de conducción automática, tanto si es con tecnología de Google como si no.


Con todo ello, ¿qué se supone que quiere hacer Google con un vehículo construido bajo su supervisión y su marca? Una de las ideas sobre la mesa es la creación de un servicio de “taxis robotizados”, que es exactamente lo que parece: un coche auto pilotado vendría a recogerte y te lleva a tu lugar de destino. En una primera fase, una persona debería estar al volante solo por si acaso, pero eso podría cambiar a medida que la tecnología fuese avanzando.

Los actuales vehículos autónomos de Google, que se componen de automóviles Toyota complementados con radares, sensores, cámaras y el software especial de Google; tienen un precio de unos 150.000 dólares. Google ha estado tratando de rebajar estos costes diseñando ellos mismos algunos de los componentes de hardware del vehículo. Por supuesto, en esta ecuación tienen gran importancia la política de seguridad y las regulaciones de tráfico. Google esta trabajando duramente también en este terreno en EEUU y algunos estados como Nevada, California o Washington ya permiten el uso para pruebas de estos vehículos autónomos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada